Historia

BenfreeII-2Las condiciones naturales de Asturias han sido una circunstancia  que ha marcado en un doble sentido la vida  del asturcón. Por una parte, protegió su pureza racial: el aislamiento de su entorno vital impidió cruces con otras razas equinas que desvirtuaran sus señas de identidad, lo que le ha permitido llegar hasta nuestros días como uno de los ponis más antiguos y puros del mundo. Pero, por otra parte, limitó la divulgación de su existencia y salida de ejemplares al exterior, pese a las enormes virtudes que atesora.

El hábitat natural del asturcón son sierras escarpadas, poco fértiles y expuestas a condiciones climatológicas muy duras. Ello propició, a lo largo de generaciones, la forja de un poni rústico, con limitadas necesidades alimenticias y muy resistente a las enfermedades.

Aunque su uso tradicional, a lo largo de los siglos, ha estado vinculado a las tareas agrícolas, también fueron comercializados para otras funciones. Por ejemplo, algunos asturcones exportados a Francia fueron utilizados en Paris para el tiro de pequeños carruajes en el siglo XIX.

Hoy han sido descubiertos para la actividad deportiva. Varios asturcones se han proclamado campeones de España de equitación en diferentes modalidades durante los últimos años.

carr bn

cabrales-la-raza